Viñales, una pesadilla sin fin

Lo que mal empieza, mal acaba. El fin de semana de Viñales ha sido de los peores de su trayectoria, con sus líos con Forcada, Ullate y Yamaha. Además, teniendo que salir en parrilla 12º, sin confianza, según él, en la moto y acabando por tierra en la curva 3 de la primera vuelta.

El de Roses sumó su primer cero del año. Era el único piloto de MotoGP que había sumado en las anteriores nueve citas y fruto de ello era tercero en el certamen. Tenía una herida leve en el codo izquierdo, pero ni asegura que salga al test de hoy. “No sé si saldré. Dependerá de cómo esté físicamente. Estoy bien, pero tengo mis cosas. A ver si me levanto bien y puedo pilotar”, soltó. En teoría, Yamaha le trae pocas novedades. Sus carencias en electrónica seguirán.

‘Mack’ desveló que, al fin, dieron con una puesta a punto que le gustaba en el ‘warm up’, pero todo se fue al traste. “La cosa número uno es encontrarme bien con la moto. Este año me está costando. Una carrera me encuentro bien; la otra, no. Pero nunca vamos con la configuración correcta para mi estilo de pilotaje. Lo principal es encontrar que la moto vaya bien con mi estilo”, indicó.

Rossi tampoco le fue muy bien. Fue cuarto y gracias a su calidad, pues superó a Crutchlow al final. Con todo, se truncó la racha de 12 podios seguidos y aumentó la de 20 grandes premios sin ganar. Vale exigió más a la fábrica. “Yo estoy en una gran forma; Yamaha, en cambio, no. Es una pena, pero es así. Estamos en desventaja técnica”, expuso. Su aceleración es menor a la de la Ducati o la Honda. “Cuando la goma se desgasta, perdemos potencia y velocidad”, añadía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *