Sergio Sánchez, el regreso más amargo




El verano pasado, Sergio Sánchez regresaba a casa, al Espanyol. El central no podía esconder su ilusión. Fue la última incorporación de la 2017-18, pero, pese a las ganas de triunfar en su club, el jugador no ha encontrado su sitio. Con Quique Sánchez Flores estuvo condenado al ostracismo y ahora, con Rubi, se ha convertido en el primer descarte. El técnico ha dejado fuera de la lista para viajar a Inglaterra al defensa.

En principio, Sergio Sánchez aterrizó para disputar un año en calidad de cedido por el Rubi Kazan, pero los antiguos dirigentes le habían firmado un contrato por el que seguiría vinculado este curso ya como fichaje. Para sorpresa de todos, cuando terminó el año se anunció que continuaría hasta 2019, pero el mensaje de Rubi este viernes fue claro: no cuenta con él. El jugador tiene ahora menos de un mes para intentar buscar equipo.

Con Quique Sánchez Flores, Sergio Sánchez sólo participó en dos encuentros de Liga y uno de Copa. Incluso, era uno de los habituales descartes en las convocatorias. Este curso no pinta mejor para el catalán. El regreso a casa no ha sido el esperado.

Además, la plantilla tiene ahora excedente de centrales. Con David López, que ha renovado esta misma semana hasta 2023, Mario Hermoso, Óscar Duarte y Naldo, el Espanyol ya tendría esa parcela más que cubierta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías