Giovinazzi y los alerones delanteros fueron los protagonistas de los test en Hungría

Antonio Giovinazzi lidera los test de Hungría con Ferrari, en una jornada que ha acabado pasada por agua. El italiano ha dado 96 vueltas al trazado para parar el crono en un registro de 1’15″648. El primer día se ha desarrollado con total normalidad y con la única novedad de los alerones delanteros de 2019 que han montado Force India y Williams. Haas es el único equipo que no ha participado en la cita.

Además de las especificaciones que se han estrenado en Hungaroring, también han sido protagonistas los pilotos de cantera de Mercedes, Russell, y de McLaren, Norris, que han realizado una buena actuación quedando por delante de Ricciardo, uno de los pocos pilotos de Fórmula 1 que han participado.

Norris, la promesa del equipo de Zak Brown, ha llegado a liderar los cronos en las pruebas de la mañana y ha acabado con el 4º mejor tiempo. Por la mañana trabajó con el neuático hiperblando, pero no ha sido hasta la tarde cuando ha realizado su mejor registro con el blando. Russel ha parado el reloj en 1’19″781, que le ha servido para quedar 5º en la tabla. Los pupilos de ambas escuderías han mostrado una buena versión para hacerse un hueco en el Gran Circo.

La incidencia más significativa a parte de la lluvia que mantuvo más de media hora a los pilotos en los garajes, ha sido el accidente de Sean Galael, el probador de neumáticos de Pirelli que conducía un Toro Rosso. Su salida de pista en la curva 11 ha ocasionado el cierre de la pista por bandera roja durante 21 minutos.

El miércoles se celebrará la segunda y última jornada de test en la que se esperan nuevas pruebas antes de las vacaciones para las fábricas de la Fórmula 1.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *