Cuatro puntos como regalo para Alonso

El regalo de su 37 cumpleaños fue mucho mejor que el que esperaba. Fernando Alonso, pese al undécimo de salida y ser adelantado luego en pista por Ricciardo, se aplicó a conciencia en su primer juego de blandos y le sacó 40 vueltas. A la vuelta de su única parada ya era octavo, por delante de los dos Renault y del Haas de Grosjean.

Fernando sigue trabajando a pico y pala extraerle cada cita puntos que casi ningún otro piloto podría esperar. El nuevo difusor que llegó a Hungría parece que les ha dado algo más de rendimiento, aunque el ritmo de carrera sigue siendo muy pobre. Si se mira que el Toro Rosso de Gasly le metió más de 30 segundos y más de 20 el Haas de Magnussen, se convendrá en que el MCL33 no está aún para fiestas.

“Al final ha salido bien. Los domingos se disputan las carreras como siempre. Muchos los sábados se alegran y luego los domingos no suman puntos”, valoró Alonso en un mensaje que sonó como un recado a Renault.

Apenado por Vandoorne

“Hemos hecho una buena carrera, sobre todo una buena estrategia. Hemos alargado muchísimo la primera parada y gracias a eso hemos conseguido poner a los dos coches octavo y noveno. Así que habría sido un domingo muy bueno para McLaren gracias al muro y al final ese problema de Stoffel… pero bueno, hemos conseguido sumar algunos puntitos”, dijo en referencia al abandono de Vandoorne, cuando era noveno.

El belga, que sigue con 8 puntos en su casillero, por los 44 de Fernando, tuvo un ritmo muy parecido al del español, pero rompió el MGU-K (generador cinético) en la vuelta 49, la misma avería que sufrió Verstappen en la 5, y que tantas veces se está reproduciendo en el propulsor de Renault en los últimos años pese a la evoluciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *